Blog

Un 10 para ZINEGOAK

Trabajan a destajo para que la décima edición de Zinegoak tenga el brillo que se merece. Desde que en julio empezaran a llegar las primeras creaciones, han visto cerca de 400 cintas, entre cortometrajes, largos y documentales. Sólo se proyectará el 20%, así que la calidad del programa está más que garantizada.

Encontramos a Pau Gullén, director del Festival Internacional de Cine Gay-Lesbo-Trans de Bilbao, ultimando la décima edición del Zinegoak, que arrancará el 31 de enero y se extenderá hasta el 10 de febrero. Sigue visionando obras, aunque hayan llegado fuera de plazo, y trabaja a contrarreloj para confirmar cuanto antes los ilustres invitados de esta nueva edición. Desde BLUE, sólo podemos decir… ZORIONAK ZINEGOAK!

Las joyas de 2013

Empezamos la entrevista recordando los “complejos inicios” del festival. “La idea era hacer un festival de cine gay potenciando la visibilidad del colectivo LGTB.”, cuenta Pau. “Con el tiempo, la parte reivindicativa está más relajada, porque ha habido mucho avance social, así que, sobre todo, potenciamos la parte cultural y la posibilidad de mostrar otras realidades sociales muy complejas”. Una de ellas será la de Uganda, país protagonista del documental ‘Call me kuchu’. “Hay gente dentro del colectivo LGTB que, cuando vea el documental, va a entender lo que significa la lucha por la que hemos pasado, aunque quede un camino inmenso por recorrer”.


El documental sobre Uganda será una de las piezas estrella del décimo aniversario del Zinegoak, pero hay mucho más: nuestra madrina, La Otxoa, también tiene su propio documental, dirigido por Joseba Gorordo, y será proyectado en el festival. Otra de las joyas de 2013 será el nuevo largometraje del jovencísimo Xabier Dolan, que ya triunfó en Zinegoak con ‘Los amores imaginarios’. “La película viene de Cannes, así que nos ha costado mucho traerla, pero lo hemos conseguido”. Al cierre de esta edición de BLUE, los responsables de Zinegoak estaban pendientes de otras importantes confirmaciones. Os las desvelaremos en el próximo número, prometido.

Zorionak Zinegoak!

Como no podía ser menos, la programación de este año también echará la vista atrás para recordar las cintas que han hecho historia en Zinegoak. “La idea es recuperar lo que ha ido funcionando en una sección que se va a llamar ‘Zorionak Zinegoak!”. Los asistentes tendrán una oportunidad única para revisar las piezas ganadoras de las anteriores ediciones. Se volverá a proyectar ‘Ander’, la película que cuenta la historia de un baserritarra de Arratia que se siente atraído por un joven peruano que le ayuda en sus tareas diarias. Fue el primer largo de temática LGTB rodado en euskera, y está considerado ya como uno de los clásicos del género. También volverá a Zinegoak ‘Jay’, de Francis Xavier Pasion, la película filipina que ganó hace ya tres ediciones. “En definitiva, volveremos a ver aquellas pequeñas piezas que nos parecieron que eran muy buenas, que ganaron, pero que igual el público no pudo ver”.


El cine hecho en casa también tendrá su espacio en Zinegoak. Además del ya mencionado documental de La Otxoa, que estará en la sección oficial, habrá una noche dedicada al documental vasco y otra a la ficción.
Y para poner el colofón al cumpleaños, un misterioso (y conocido) grupo canadiense pondrá música a la fiesta final de Zinegoak, el 10 de febrero. Por más que lo intentamos, Pau Guillén no quiere desvelar el nombre de la formación musical. “Lo tenemos confirmado al 90%, preferimos esperar”.

Tampoco nos puede contar quién se llevará a casa el premio honorífico de Zinegoak 2013. Como si de un ‘veo-veo’ se tratara, nos desvela que se trata de “un señor francés con mucha obra realizada”, que es actor y director y una “persona importante”. Lo sabremos el 24 de enero, día escogido para la presentación oficial del festival.
El show del txistu

Fue uno de los grandes disgustos de 2011. La desaparición del Show del Txistu dejaba al Zinegoak sin uno de sus elementos más interactivos y más divertidos. Para quien no lo sepa, consiste en realizar un corto ‘express’ que incluya un objeto propuesto por la organización. Una vez recibidas las obras, el público tiene la última palabra: Silbato en mano, apoyará con su silencio los cortos que le gusten y abucheará a base de pitidos aquellos que desee descalificar. Presentado por Youghurina Borova, es el gran ‘comeback’ del Zinegoak. “Nos hemos dado cuenta de que nos faltaban algunos elementos más interactivos con el público”, reconoce Pau. “La gente nos lo ha pedido muchísimo. Los festivales muchas veces son muy estáticos, y el Show del Txistu hace que la gente se integre mucho más”.

Los retos

Si en las últimas ediciones más de 8.000 personas se han acercado a disfrutar de Zinegoak, sus responsables aspiran este año a rebasar la barrera de los 10.000 en la edición de 2013. No lo tienen fácil, ya que “cuesta mucho traer al cine a las nuevas generaciones”. “Ya no es sólo dentro del colectivo, el cine fuera del circuito comercial es una cosa cada vez más extraña”. Aún así, intentarán crear una oferta atractiva y asequible. El bono para ver seis películas se mantiene en los 20 euros, y las proyecciones sueltas se venderán a cinco euros.
Otro de los retos del festival será crecer para “llegar a más gente”. Zinegoak va mucho más allá que los diez días de proyecciones en Bilbao. Getxo, Leioa, Sestao, Errenteria y Donostia también podrán disfrutar de las proyecciones más destacadas de este año. “Nuestra intención es que el festival no se quede en Bilbao, sino tejer una red. Sería una meta bonita que Zinegoak tenga sedes en diferentes lugares, una vez pasado el festival de Bilbao”.

Hasta aquí han sido todo rosas, pero también hay espinas. Zinegoak también nota la crisis y mucho. “Sobrevivimos, que ya es”, dice Pau. “Ha habido una bajada, el presupuesto es algo menor, pero estoy seguro que vamos a conseguir hacer un festival grande que servirá para celebrar los diez años”. Aún así, el festival pasa de siete a diez días, tendrá dos fines de semana e invitados ilustres. “Por la incertidumbre de la financiación hasta última hora vamos a estar un poco retrasados, también con los invitados que van a llegar”. También saben que la próxima edición, la número once, “será mucho más complicada que la de este año”. “Las instituciones ya nos están avisando de que van a tener que disminuir sus ayudas…”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *