Blog

Rubén Sanz

La imagen que proyecta puede ser la de guaperas, que lo es, rompecorazones, incluso de golfo, pero nada más lejos de la realidad. Además de que es un chico con carrera, que se ha labrado una carrera como actor y que va a la carrera entre funciones, castings y estrenos de sus películas, Rubén sigue demostrando cada día que es mucho más que el actor que encontró una oportunidad de la mano de José Luis Moreno. Ahora se sube a las tablas en compañía de Miriam Díaz- Aroca y Belinda Washington para interpretar el papel de Ramón en “Insatisfechas”, una obra escrita ni más ni menos que por Juan Luis Iborra y Sonia Gómez Gómez y que tardará unas semana en llegar a nuestros teatros.

rubensanz

B.- ¿Me imagino que Miriam y Belinda te tratarán como a un rey?

R.- La verdad es que sí, y además de muy cariñosas son muy generosas en el escenario, no son las típicas estrellas. Aunque como buenas mujeres que son a veces me miman y otras me dan palos, ya sabes como es el carácter de las mujeres, no puede haber una uniformidad… pero la verdad es que me tienen mucho cariño y nos llevamos muy bien, son muy “payasas” en el mejor sentido de la palabra.

B.- Cuéntanos cómo es tu papel de Ramón…

R.- Lo gracioso de todo es que mi papel estaba escrito para un cincuentón venido a menos, sin embargo al final pensaron en que sería interesante que el actor del papel masculino fuera más joven y pensaron en mí. La obra cuenta la historia de dos mujeres que deciden cortar con su vida anterior y escapan, en ese camino se encuentran con otro perdedor, otro insatisfecho, sólo que éste todavía está más solo en la vida que ellas. En ese momento las dos se dan cuenta de que hay gente que todavía tiene una vida peor.

B.- ¿Tú estás satisfecho con tu vida Rubén?

R.- Me siento satisfecho en mi profesión porque gracias a Dios desde que empecé en esto no he parado de hacer cosas y he sabido lo que es el éxito, me siento afortunado porque decidí dejar mi trabajo en un banco por un sueño y a día de hoy lo he conseguido, pero todavía no he tocado techo y todavía puedo hacer más cosas.

rubensanz

B.- ¿En tu etapa en el banco vendías preferentes, hipotecas…?

R.- (Entre risas) Yo me salí antes de que empezara este cacao, de hecho me encuentro con compañeros del banco y me dicen que hice bien en irme, ellos no saben lo dura que es esta profesión… pero sí, estudié económicas y trabajé en el banco, pero a la vez me puse a estudiar interpretación, sin ánimo de llegar a trabajar en esto y de la noche a la mañana me vi en la televisión.

B.- Tienes pinta de haber sido empollón…

R.- ¿Tú crees? Lo que siempre he sido es muy trabajador, con ello suplo lo que pueda tener de falta de talento o de inteligencia; sacaba buenas notas pero no era de matrícula ni muchísimo menos.

B.- Volviendo a tu personaje, es un hombre que incluso tiene la necesidad de vender su cuerpo ¿tú no será por cuerpazo para vender?

R.- Siempre he sido muy deportista, es algo que mi padre siempre me ha inculcado, con cinco años ya practicaba fútbol, natación, salía a correr… yo me tiro unos días sin hacer deporte y se enciende algo dentro de mí que me dice que algo está fallando.

B.- ¿Qué haces para que te cunda tanto?

R.- Yo soy muy de correr y me encanta esto de las giras porque me gusta cuando llego a los sitios ponerme los cascos y salir a correr por las ciudades, me encanta conocer esos lugares corriendo, la gente que corre seguro que me entiende.

B.- ¿Qué peso tiene a la hora de contratarte tu físico o tu calidad como actor?

R.- Creo que en este país, y desde hace poco tiempo, la gente con buen físico puede tener más oportunidades, antes ya te digo yo que no, los directores de casting no querían chicos con pinta de modelo y pedían actores de verdad, cosa que a las mujeres nunca les ha pasado. Siendo guapo tienes que demostrar doblemente que estás capacitado para interpretar un papel.

rubensanz

B.- ¿Cuando sales de marcha tienes más éxito con los chicos o con las chicas?

R.- Ostras… buena pregunta… te diría que mitad y mitad, te diré que entre los gays tengo yo mi público, así que no te sabría decir exactamente.

B.- ¿Cómo respondes a unas y a otros?

R.- Muy bien, cuando alguien se te acerca porque te quiere conocer o porque te quiere pedir una foto eso es sinónimo de que con tu trabajo le has llamado la atención, puede ser porque les parezcas guapo o porque le haya gustado tu papel, eso siempre me hace feliz.

B.- ¿Y cuando se te acerca alguien que quiere algo más que una foto?

R.- Con la parte masculina lo siento mucho porque me gustan demasiado las mujeres y si es con la parte femenina mi novia se va a mosquear un poco…

B.- ¿Podemos decir que José Luis Moreno fue quién te dio el empujón definitivo en tu carrera?

R.- Su productora fue la que me dio la oportunidad de hacer el primer trabajo en el mundo de la interpretación. Yo trabajaba en “Noche de Fiesta” pero lo hacía como modelo en la pasarela, que a  pesar de mi más de metro ochenta era de los más bajitos, el programa luego arrancó en las autonómicas y al enterarse de que estudiaba interpretación me dieron la oportunidad de hacer un papel. Luego llegaron las “Escenas de matrimonio” y hasta ahora.

B.- ¿Crees que se está siendo injusto con José Luis Moreno ahora que han retirado su programa de la pantalla?

R.- Yo creo que con el programa ha pasado como con muchas series, que lo haces de la mejor manera que sabes pero puede que la gente no lo reciba bien. Por lo que yo he comprobado trabajando con él es un tío muy inteligente, en cuanto a las críticas sólo te puedo decir que yo nunca podré tener palabras feas para él, conmigo y mis compañeros de “escenas” tuvo siempre buena relación. A pesar de lo que digan otros, nunca tuvimos problemas para cobrar, aunque no digo que no haya habido gente que los haya tenido, vivimos un momento muy bonito de la televisión y no podemos decir nada en contra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *