Blog

8 pasos para alcanzar el éxito

exito1

Queridas amigas, se cumple un mes del comienzo del año, ya podemos dar por finalizada oficialmente la resaca de año nuevo, y confesar que estamos todas más frustradas que Falete en un buffet libre vegano. Hemos incumplido todos los propósitos que nos hicimos entre navidad y nochevieja. Los 10 kilos que cogimos en diciembre son un lastre para nuestra autoestima, seguimos fumando como carreteros, al gimnasio sólo hemos acudido a pagar la matricula y para colmo ya no cuela quitarnos años en el Grindr, ni subir una foto de la primera comunión como foto de perfil al Facebook.

Todo parece augurar que este 2017 va a ser un año de mierda; pero amigas, aquí estoy yo, una oenegé con el cuerpo de un Dios griego, la reina de la autoayuda, el “no va más” de la compresa para allanaros el camino hacia la puta felicidad. Vale, yo también he engordado, fumo como una travesti con enfisema pulmonar y al gimnasio sólo voy para cazar chulos a la salida; pero tengo las ocho claves para que seáis felices este año, otra cosa es que las hagáis caso.

1. El éxito depende de ti, tía.
Te has propuesto aprender inglés para poder ligar con los chulos que vienen de Erasmus y con muy buen criterio te has apuntado a una academia que te ha prometido que vas a chapurrear el inglés este verano como si hubieras nacido en Wisconsin. Ahora como mínimo tienes que asistir a las clases, vamos esforzarte un poquito nena, que los idiomas no se aprenden por ósmosis, tampoco son virus que una señora con el título de filología inglesa pueda inocularte. Aprender inglés o a cocinar o a tejer bufandas o a hacer el pino puente sólo depende de ti.

2. No seas miope, tía.
Cuando te propones algo, amiga lectora, debes ser capaz de ver más allá. Todo propósito en esta vida conlleva un esfuerzo. En el camino nos encontraremos con multitud de dificultades e impedimentos; pero debemos de saber ver más allá de los problemas que nos encontramos en el camino. Voy a intentar explicároslo con un ejemplo, tías.
Entras en la disco de turno, la multitud baila y justo frente a ti ves a un chulazo que te mira. Vas a por el, pero resulta que miraba a otro que estaba detrás de ti. No te desanimes. La discoteca está hasta los topes, llena de chulos, uno te ha dicho que no, lo mismo el quinto te dice que sí. O no. Da igual, para eso esta la sauna, los cuartos oscuros y la masturbación. No te vengas abajo.

3. Es tu momento, atrévete, tía.
Tu fracaso en la disco nos lleva a este punto. Y es que es mejor arrepentirse de haber hecho demasiado, que demasiado poco. Si tienes 10 chulos delante y lo intentas con 1, y tienes éxito, no has ganado un polvo, amiga, has perdido 9. Lo mismo si insistes y arriesgas, terminas siendo el protagonista de un bukkake multitudinario, quién sabe, atrévete a atreverte, tía.

exito2

4. Demostrar es convencer, tía.
Amiga, estas buena y lo sabes, tienes un ego enorme y una cosmogonía umbilical, todo gira alrededor de tu puto ombligo. No basta, además de estar bueno y ser el puto amo hay que venderse. La competencia es grande, así que cuida tu marketing mix. Vende tus virtudes, esconde tus defectos. Eso sí, juega limpio, mantén a raya a la mariquita mala que anida en tu interior. Si para brillar necesitas que el resto no brille es que eres mala Muriel, y lo sabes.

5. Pay it forward, aunt, digo… tía.
Te has propuesto ser feliz y conseguir todos tus propósitos, para ello es recomendable apoyarte en los demás. Toda la ayuda desinteresada que recibas para cumplir tus propósitos devuélvela, no necesariamente a quien te la ha proporcionado, sino a quien la necesita. El karma se ocupará de ti si lo haces bien amiga, así que compórtate con los demás como te gustaría que los demás se comportaran contigo, “Don´t be evil”. Sí, yo también me apunté a tu academia de inglés.

6. Sistematiza, tía.
Imagina que el chulo de la disco te da su teléfono y tú lo memorizas, 6 gintonics, una docena de chupitos y tres viajes al baño después intentas llamar al chulo y oh, sorpresa, se te ha olvidado su número. Bien, la próxima vez lo guardarás en la memoria de tu móvil para poder llamarle cuando te apetezca. A esto se le llama sistematizar. Aplica esto en todos los ámbitos de tu vida, y es que aplicar atajos en el desempeño diario te ahorrará tiempo y quebraderos de cabeza, y te ayudará a alcanzar tus objetivos con mayor rapidez.

7. La ecuación de la felicidad, tía.
Dicen que la felicidad está estrechamente ligada al crecimiento. Es decir, cuando más haces lo que te gusta más feliz eres. Sí, amigas, los que establecieron esta ecuación de los cojones se cubrieron de gloria. Sin embargo la obviedad de la afirmación no debe hacernos infravalorar la verdad que encierra. Haz lo que te gusta a ti, no lo que le gusta al resto.

8. No tengas fe, ten un plan, tía.
Por mucho que desees follar con Jon Kortajarena, si no se lo propones, nunca lo conseguirás, amiga. A nadie le ha tocado la lotería por desearlo con todas sus fuerzas, si luego no ha comprado un décimo. Así que no confíes en la suerte, confía en ti. Y si tú, que eres más feo que una lavadora por detrás, crees que te vas a poder follar a la Kortajarena, traza un plan, cree en él, llévalo a cabo… y contacta con un camello que te venda burundanga, porque nena, es más probable que yo levite a que tú ni siquiera te acerques a medio metro de la Kortajarena; pero ten fe, mucha, y paciencia.

Yo este año me había propuesto dejar de escribir mamonadas de este tipo, y tengo fe en que lo conseguiré, mientras tanto no os queda más remedio que sufrir. No me deis las gracias, tías, hacedme una transferencia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *