Blog

Trivial Pornsuit: los chascarrillos del porno gay

En un número tan calentito como éste no podía faltar un poquito de cultura… sobre la pornografía gay. Una costumbre que muchos y muchas niegan, pero que, según las estadísticas, millones y millones de homosexuales practicamos (casi) a diario. Si quieres fardar este verano en conversaciones subidas de tono en tu terraza favorita, ahí te van algunas curiosidades que te dejarán con la boca (muy) abierta a tus compañeros de fatigas.

Podríamos pensar que la pornografía gay ha existido toda la vida de Dios, pero no. Realmente, las películas rodadas entre hombres son muy, pero que muy, recientes. La primera de la que se habla se produjo en 1971, y el primer actor cuyo nombre despuntó fue Joe Dallesandro, con papelones en clásicos como “Boys in the sand” o la gran “My hustler”. Si te va el porno vintage, les sacarás mucho jugo a estas cintas milenarias.

También podríamos creer que la fuente de porno gay en Internet es inagotable, pero desgraciadamente tampoco es verdad. En realidad, apenas hay un millón de páginas de contenido exclusivamente gay. Y el país que más vídeos de este tipo produce es Estados Unidos, como bien podías sospechar. Pero… ¿sabías que es Pakistán el país del mundo que más pornografía gay consume? Pues chúpate esa, y más siendo uno de los países en los que el matrimonio homosexual no está permitido. Tras los pakistaníes, lideran la lista Argentina, Brasil y los países asiáticos.

En Pornhub, la pestaña “gay” da paso a más de 1,85 millones de vídeos (el total es de 10 millones). La categoría representa el 18% del total de la plataforma.

Como alternativa a Pornhub, el portal porno con más seguidores del mundo, tienes muchos otros blogs, la web “XVideos” o, por ejemplo, las originales “Only Fans” o “Just for Fans”, donde tus actores favoritos suben vídeos de lo más molones (cuesta unos 10 euros al mes convertirte en seguidor). No hace falta que te lo contemos, pero si te gusta el “live”, tienes también la conocidísima “Cam4”, un canal interactivo donde los modelos leen tus deseos, y donde los amantes de la intimidad pueden acceder a quedarse “a solas” con los “artistas” a cambio de un abono.

Y un último dato: apunta el nombre de John Rodríguez. Ha sido el único actor español nominado a los premios del porno gay, los Grabby Awards.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *