Blog

Stealthing – una nueva forma de violación

Cuando decimos que la necedad del ser humano no tiene límites, no nos lo inventamos. Este mes os hablamos de una nueva y despreciable moda en el entorno LGBT: el “stealthing”, o lo que es lo mismo: los tíos que se quitan el condón mientras mantienen relaciones sexuales.

No es patrimonio exclusivo de los gays. Como siempre, es una burda imitación de una práctica que empezó a difundirse entre los heteros hace ya algunos años.

Sea como fuere, si algún día alguno de nuestros lectores se deja llevar por esta execrable moda, advertimos: la práctica del “stealthing” se considera violación a nivel europeo, ya que no hay consentimiento de la persona que le acompaña para que no haya preservativo.

La práctica en sí es delictiva porque consiste en quitarse el preservativo a escondidas. Se supone que da morbo estar penetrando sin protección y sin que la otra parte se haya dado cuenta. La dichosa manía de follar sin protección, que no deja de innovar y mutar en nuevas fórmulas para poder practicar el peligroso “bareback”.

Lo realmente grave, además, es que el climax llega cuando el hombre vierte su semen dentro de su ligue, sin que éste o ésta sepa lo que está ocurriendo.

Cierto es que nuestra mente sigue asociando las violaciones a una penetración forzada, pero sexólogos y especialistas sostienen que el “stealthing” es una nueva forma de violencia sexual. Y nosotros estamos más que de acuerdo con esta afirmación.

Y no solo nosotros: no hace mucho, un tribunal de Suiza ha condenado ya a un hombre por un delito de violación después de que hubiera practicado el “stealthing”.

Y es que prácticas tras rastreras y sucias como ésta exponen a las víctimas a infecciones de transmisión sexual y a una confusión que puede derivar en una gran desconfianza a la hora de mantener relaciones en el futuro.

Según un reciente estudio realizado en Estados Unidos, en la gran mayoría de ocasiones el agresor es la propia pareja de la víctima.

Un mes más te lo recordamos: sin consentimiento no hay relación que valga. Y en el caso de los listillos que se quitan el condón en plena faena, no lo hay. Que no te engañen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *