Blog

No te mediques, FOLLA!!!

Queridas amigas, la primavera ha llegado y vuestra operación bikini  está abocada al fracaso más absoluto, y vosotras que no atináis, porque sois muy pavas, lleváis dos semanas a arroz y pavo, lo que podría considerarse canibalismo.

Además el cambio de estación ha alterado vuestros biorritmos, el polen vuestros niveles de histamina, y las lorzas precipitándose sobre la lycra de vuestro fardapollas os ha provocado unos niveles de ansiedad que ni Eduardo Zaplana en Solmanía, tías.

Vosotras habéis decidido hacer dieta, os habéis apuntado a pilates, os sometéis a sesiones de acupuntura para relajar vuestro sistema inmune que se vuelve loco del coño cada vez que ve a un geranio hacer la fotosíntesis y os tomáis los orfidales como si fueran lacasitos. Y todo ¿para qué? Para nada, amigas, para amortiguar la hostia que os vais a dar este verano cuando os confundan con una bolla de balizamiento en la playa de Azkorri.

Y es que, aunque sois conscientes de los síntomas, no acertáis con el tratamiento. Os pasa lo mismo que con las elecciones, sabéis que os roban a manos llenas; pero les votáis. Sois muy pasivas monas.

Dejad de preocuparos. Apartad el bol de quinoa, dejad de hacer la grulla rodeadas de jubiladas, revolcaos en un prado aún a riesgo de terminar rebozadas en boñigas y, sobretodo, dejad las drogas.

Yo, que soy una oenegé con el cuerpo de un dios griego, voy a daros la clave para acabar con todos vuestro problemas en 20 minutos, en 3 minutos si sois eyaculadores precoces.

La solución a vuestros problemas está en el SEXO, como ya anticipaba en el título; pero nenas las páginas no se llenan solas. Sí, amigas, aún a riesgo de parecer simple, que lo soy, el sexo es la solución a todos vuestros problemas, tías.

Los expertos señalan que la falta de sexo es responsable de vuestra piel apagada y tiene repercusiones desde el punto de vista psicológico. Es bien sabido que durante el orgasmo se aumenta el volumen de oxitocina y libera endorfinas, que nos permiten conciliar el sueño y reducir los niveles de estrés. Además es un ejercicio cardiovascular óptimo.

Aquí os dejo las 5 razones por las que deberíais follar más, tías, no me lo agradezcáis, hacedme una transferencia.

1. El sexo adelgaza.
Amigas, vosotras sois de esas que se apuntan al gimnasio para perder kilos y lo único que pierden es dinero, el de la cuota. Sois más vagas que las estilistas de Leticia Sabater. No pasa nada. Follad. Un polvo medio puede hacerte perder hasta 300 calorías, sólo 100 por llegar al orgasmo. Tendrías que hacer el mongui media hora sobre la elíptica para lograr lo mismo, y yo nunca me he corrido al final.

2. El sexo tonifica.
Si tienes un cuerpo armónico y tonificado seguramente generarás atracción en los demás y por ende, es probable que tu vida sexual se intensifique. Esto crea un círculo vicioso en el que los que estamos buenos solo follamos entre nosotros, tías. No lo permitáis, follad con feos hasta que vuestro cuerpo adquiera la tonificación necesaria para poder follar con musculocas, no os arrepentiréis, son todas pasivas.

3. El sexo es antidepresivo.
Deprimente debe ser mirarse al espejo en vuestro caso, claro que si folláis habitualmente vuestro reflejo mejorará y por consiguiente vuestra depresión remitirá. Más claro agua maricones. Así que dejad la fluoxetina, apartad el lorazepan y dejad de leer a Paulo Coelho.

4. El sexo reduce el estrés.
Según los investigadores de la Universidad de Princeton el sexo consigue reducir drásticamente la liberación de cortisol, la hormona del estrés. Además aumenta la neurogénesis, formación de nuevas neuronas, y reduce dramáticamente los niveles de ansiedad. Vamos que si folláramos más no existirían los boleros… ni el reguetón.

5. El sexo aumenta la autoestima.
En definitiva, que si una se ve más mona, más alegre y relajada, por cojones es más feliz. Una cosa lleva a la otra, y todo por un polvo nenas. Vamos que los chaperos deberían estar subvencionados por el estado, amigas. Telechapero debería formar parte de Osakidetza.

Así que… FOLLAD, FOLLAD, MALDITAS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *