Blog

Milán

Cuando hablamos de Italia podemos referirnos a la moda, a sus chicos guapos, a sus monumentos, a la pasta y al capuccino, pero referirnos a Italia como un país gay es hablar demasiado, no es precisamente Italia ese país en el que abunden las saunas, los locales de ambiente y seamos bien vistos al comerle el morro a nuestro acompañante en plena vía pública, y es que los tentáculos de la Santa Madre Iglesia llegan muy pero que muy lejos. Pero si tenemos que quedarnos con una ciudad gay italiana esa es Milán, así que allá vamos.

milan01

Aunque Milán es conocida como la ciudad de la moda por excelencia, con las tiendas más fashion de los diseñadores más prestigiosos, algo que hará de vuestra visita un parque temático, es la city italiana con la comunidad gay más amplia de toda Italia atraída en gran medida por ese lujo refinado que tanto nos gusta. Pero Milán es sobre todo esa ciudad que sin tener demasiadas cosas que ver,  te da la posibilidad de volver en el avión al más puro estilo Pretty Woman, con bolsas que te originen más de un problema con el sobrecargo de la aerolínea de bajo coste que te has agenciado.

Milán también dispone de atractivos turísticos como el Duomo, la segunda catedral católica más grande del mundo después de la de San Pedro del Vaticano, como principal reclamo. Tampoco podremos olvidarnos de pasear por la galería de Vittorio Emanuele, que parte desde la plaza del Duomo y donde puedes encontrar las mejores tiendas de moda, librerías, tiendas de lujo y algún bar exquisito para tomarte un refrigerio, y nos lleva directamente hasta la plaza donde se encuentra la Scala. Se trata de uno de los teatros más reconocidos tanto en Italia como en el mundo, lugar en el que el Verdi estrenó varias de sus óperas. Lo que está claro es que para disfrutar de Milán hay que pasear por sus céntricas calles, como la zona de Monte Napoleone o Vía Dante, donde se encuentran las mejores tiendas, restaurantes y heladerías, vamos que de Milán podrás venirte sin haberte comido un colín pero con varios kilos de más tras la ingesta de decenas de millones de hidratos.

Otra zona recomendable para que visites es la de Castello Sforzesco y el Parco Sempione, el pulmón verde de la ciudad, pero si lo que quieres es perderte entre callejuelas, tiendas de arte, palacetes y buenos restaurantes, lo acertado es que te acerques al barrio de Brera, y si lo que buscas es algo que sólo esta ciudad puede ofrecerte eso es la Última Cena de Leonardo da Vinci, eso sí, tendrás que reservar cita con mucho tiempo de antelación. Si lo que te gusta es ir de palacios para ver si encuentras a tu príncipe azul que te de lo que buscas y te quite la hipoteca de tu VPO, no te olvides visitar el Palacio Real de Milán o la Logia de los Osii.

Pero vamos a esta parte de nuestros reportajes en los que pillas el subrayador verde fosforito. Lo primero que nos va a llamar la atención en nuestra visita a Milán es la cantidad de chulazos que nos vamos a encontrar por la calle como si hubiesen salido directamente del backstage de la semana de la moda de New York, es difícil encontrar otra ciudad en el mundo donde la gente vaya tan preparada y los tíos se curren tanto el cuerpo, no les falta detalle, desde el biceps tonificado, hasta la gafa de marca, el abrigo largo, al que no le ha tenido que coger el bajo porque les queda como un guante, o el peinado a la moda bajo kilos de gomina… ellos son así. Un ritual que no debemos perdernos porque nunca se sabe donde puede salir el genio de la lámpara es el aperitivo milanés, se trata de un buffet, que a partir de las seis de la tarde, puedes disfrutar con un buen cocktail. Para ello las mejores zonas son las de Navigli o Porta Ticinese, también te puedes acercar a Porta Venezia donde se encuentran dos locales de ambiente, el clásico Elephant y un nuevo local, con buena música y más alternativo, el Mono.

milan02

Otro de los mejores reclamos de Milán son sus discotecas y si lo que queremos en pasarnos una fiesta netamente gay lo más recomendable es que nos demos un garbeo por locales tan exclusivos como la discoteca Atlantique y la Black Hole los viernes. También tiene mucho tirón la sesión Billy de Amnesia los sábados, aquí te hartarás de bailar y de tocar torsos desnudos bien sudados. Pero si hay un lugar de encuentro de la comunidad gay en esta ciudad  es sin duda el Borgo, los domingos encuentras un variado aperitivo desde las ocho de la tarde y después música y actuaciones en una de las discotecas más grandes de Milán.

Si tu intención es la de ligar, que ya nos conocemos, uno de los mejores locales es el Flexo, un garito con buenas copas y con un piso superior donde no falta un gran laberinto, cabinas y cuarto oscuro donde restregarte con italianos ardientes. Eso sí para entrar en estos locales es necesario que te hagas con una tarjeta ArciGay, te la podrás sacar en el momento por 12 euros pero quedarás registrado para la historia en la ficha de los más calentones de Italia. Para acabar la marcha lo mejor es un golpecito de calor, una ronda por la Sauna Metro, pequeña pero limpia o el gran Royal Hamman, una gran sauna con piscina interior en la que puedes aprovechar la hora de la comida para tirarte a algún ejecutivo de la ciudad, a ellos eso de pasar calor a la hora de la comida les encanta, eso sí, en estos locales también tendrás que ir con la tarjeta ArciGay entre los dientes, es lo que tienen las reminiscencias de Berlusconi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *