Blog

Maribiografía – Ylenia

ylenia01

Ylenia, la de Benidorm, es el resultado de meter en una licuadora a Belen Estebán, Leticia Sabater, medio litro de agua oxigenada y kilo y medio de pelo artificial. Es el resultado de hacer experimentos y prescindir de la gaseosa, amigas.

Es una metáfora de la sociedad en la que vivimos y un síntoma inequívoco de que el fin del mundo está cerca.

Sí amigas, el fin del mundo es una rubia iletrada que lleva extensiones, y lo peor de todo, que canta. Y por si fuera poco van y le dan programas en ‘prime time’, para que el virus se extienda. Tócate los cojones, maricón.

Lo peor de Ylenia es que es tan tonta que se cree lista. Es por ello que hace proselitismo de su estupidez de forma obscena. Se quiere tanto que viene un gachó y le propone cantar y ella se cree que puede y va y lo hace, y nos jode el verano. Tengo una úlcera que lleva su nombre.

Mañana llega otro y le propone que escriba un libro y va la muchacha y lo hace. Y teniendo en cuenta como va el mundo lo presenta al premio Planeta y queda finalista, nenas. Hemos creado un monstruo.

Supongo que os sorprenderá mi virulencia contra la muchacha; pero es que me he pasado todo el puto verano escuchando como masticaba las consonantes y arrastraba las vocales hacia el infinito con esa voz metálica, al tiempo que se contoneaba en un absurdo baile sicalíptico de consecuencias irreparables.

“Bésame” decía “bésame” una y otra vez, y a mí sólo me daban ganas de darle esa hostia que no la dieron de pequeña amigas, que hay formas de terrorismo que la ONU esta pensando tipificar, e Ylenia es una de ellas. Qué hay armas químicas mucho más soportables que la rubia de Benidorm.

Si en vez de un micrófono le dieran un libro, y en vez de un programa en ‘prime time’, un cursillo de corte y confección, lo mismo mi úlcera sangrante remitía y el fin del mundo se aplazaba un par de meses.

Claro que a telecirco mi úlcera se la suda, y el fin del mundo no es más que una estupenda posibilidad de hacer caja en un debate a muerte entre Dios y Lucifer. Igual ésta sería la única forma de reflotar el Sálvame Deluxe, tías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *