Blog

Marbella

Este año por primera vez se celebra el BEFREE Marbella Gay Festival: un evento cultural destinado a dar visibilidad a la comunidad LGBT que aspira a convertirse en el más grande de Andalucía. Se llevará a cabo la primera semana de Septiembre de este año y como bien indica su nombre, Marbella será su marco incomparable, así que vayan ustedes desempolvando sus peinetas que nos vamos para el sur. ¡Cualquier excusa es buena, oiga!

marbella2

Marbella, popular ciudad andaluza por una suma de motivos de lo más variopinta, es uno de los centros turísticos más importantes de la Costa del Sol. En ella se puede disfrutar de los recovecos más cañís y los paisajes típicamente andaluces más pintorescos, pero también vivir unas vacaciones de altos vuelos en las exclusivas instalaciones de Puerto Banús, un puerto deportivo famoso por su estatus de lujo, sus múltiples campos de golf y su surrealista fauna de famosos.

En avión o en AVE, en blablacar o en trolebús, recorrer la península para llegar hasta Marbella es una inversión de tiempo y dinero que merece la pena. Si dejamos de lado los escándalos y polémicas con los que podríamos llegar a asociar a este destino turístico y abrimos nuestra mente a lo que vemos, pronto nos daremos cuenta de que estamos en un lugar con encanto y glamour a partes iguales que tiene mucho que ofrecer. Para que la oferta no nos desborde, hemos hecho una selección de actividades para todos los gustos.

A l@s que venimos del norte, cuando llegamos al calorcito Malagueño que en septiembre aún aprieta,  lo primero que nos pide el cuerpo es ir corriendo a la playa. Pero por supuesto, queremos evitar las típicas playas urbanas hacinadas y elegimos un rinconcito mucho más íntimo: Playa Cabo Pino. Escondida entre las Dunas de Artola, es una playa paradisíaca de arena dorada de casi dos kilómetros en la que conviven en armonía las familias locales de Omaitas con el turismo gay y en la que el nudismo es opcional. Además ofrece una apetitosa variedad de bares y restaurantes playeros en los que podemos recargar pilas para seguir disfrutando de nuestras vacaciones.

Una vez saciadas nuestras ansias de sol, un paseíto por las calles de Marbella para disfrutar de sus vistas es lo que se estila. Si pensábamos que Marbella iba a ser todo famoseo, postureo y yates nos vamos a llevar una grata sorpresa ya que el centro histórico de la localidad ha sabido conservar la gracia de su pasado remoto. En su trazado irregular nos podemos encontrar con la muralla de la Alcazaba o El Castillo. Dentro de esta zona amurallada se encontraba la ciudad árabe original y en el trayecto podemos disfrutar de las típicas fachadas y balcones andaluces.

marbella03

En la Plaza de los Naranjos, fruto de la obra de los reconquistadores que obviamente tenían que meter mano en el urbanismo para dejar su huella, encontramos un lugar ideal para tomar algo en sus terracitas. Éste es uno de los mayores encantos de Marbella, estar al fresco mientras disfrutamos del trajín de turistas, tienditas, bares y edificios elegantes de lo que hoy en día es el centro neurálgico del municipio. Si miramos a nuestro alrededor (cuidado con marearse si nos hemos tomado ya varias cañitas), podemos disfrutar del Ayuntamiento de Marbella, construido en el siglo XVI (dieciséis para las rubias) y más antiguos aún, la Casa del Corregidor y la Capilla de Santiago Apóstol. Se rumorea que Gunilla Von Bismarck se dedicaba a piropear a los obreros que las construían.

Para los amantes de la cultura más allá de Madonna y Katy Perry, el Hospital Bazán (Siglo XVI también) alberga uno de los mejores museos de grabado de España, el Museo de Grabado Español. Si somos más de entretenimiento que de arte, que nos conocemos, otra visita muy recomendable al caer la tarde es el Tablao Flamenco Ana María. Situado en la Plaza del Santo Cristo, este tablao fue en los años de esplendor de la ciudad el típico sitio donde los famosillos locales y también el resto de la gente, por qué no, iban a toñarse y a disfrutar de un buen bailoteo. Así que podemos proceder a emularles con toda confianza.

Si te entra hambre por esta zona, un secretillo: En el bar Hermanos Navarro (Av. Severo Ochoa) se come el mejor pescadito frito de todo Marbella. Es un bar cutre y viejo, y precisamente por eso en él podemos disfrutar del mejor tapeo andaluz a buen precio y alejándonos del resto de guiris, porque nosotr@s siempre hemos sido más espabilad@s que el resto, claro que sí. ¡Visita obligatoria!

Si ya estamos hart@s de alcoholizarnos en callejuelas y queremos parecer gente decente por un rato, siempre nos podemos desplazar a la archiconocida zona pijis de Puerto Banús. Cuando un famoso dice que va a Marbella en realidad quiere decir que va a Puerto Banús. Y cuando dicen que les invitaron a algo, que en realidad se fueron sin pagar. Pero bueno, es una zona que merece la pena ver: aparte de tener su propia playa, el Puerto Deportivo José Banús está repleto de yates (915 puestos de amarre) con una longitud de 50 metros. Si nos gusta el riesgo podemos pasar un rato en el Casino de Marbella o alquilarnos un barquito para lucirnos por la bahía en el Marbella Boat Charter.

Alrededor del puerto deportivo tenemos una impresionante variedad de locales, tiendas y restaurantes donde podemos elegir gastarnos los ahorros llevando siempre una pamela para que no se vea la cara de horror que ponemos al ver la cuenta. Una buena relación calidad-precio la podemos encontrar en el restaurante Antonio, típico local que desde los 70 ha sido uno de los preferidos para la jet-set y para Jesús Gil también.

marbella05

Eso sí, si buscamos ir a algún local para ejercer el ligoteo casi mejor tiramos de grindr y tal porque Marbella por ahora no es que sea la meca del mariconeo. Se podría decir que la Avenida Puerta del Mar es el micro-centro neurálgico de la vida gay, ya que es donde se encuentran dos de los cuatro bares abiertamente de ambiente del municipio: el Bocaccio y el Ojo. Callejeando un poco hacia el norte, en la calle del Peral está El Mikonos, un cruising bar donde además si eres menor de 25 (que no lo eres), te invitan a una copa. Y si te gusta más la zona pijis, puedes acercarte al Black & White, que está en el Puerto Deportivo y que además tiene un nombre muy original.

¿Hartos de ciudad? Pues no pasa nada: cogemos y nos subimos a Ojen, a unos pocos kilómetros, y a disfrutar de la sierra andaluza como loc@s.

BEFREE Marbella Gay Festival: el evento LGTB que apunta maneras.

Con una imagen mucho más casual y alejada de los tópicos hipermusculados y el rollo fiestero que llevan por bandera otros eventos del mismo tipo, ‘BEFREE Marbella Gay Festival’ es un proyecto de igualdad social por medio de la visibilidad y la normalidad. Destinado a convertirse en el mayor evento de esta índole en Andalucía, y con la intención de abrir un nuevo mercado turístico para Marbella, este festival se basará en eventos culturales y en la concienciación social.

De momento, el ilustrador Ismael Álvarez se está encargando de la imagen para darle un toque más picante y conseguir poner a la Costa del Sol dentro del mapa de destinos del cada vez más deseado Turismo Gay. ¡Que así sea!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *