Blog

Christian Escuredo

Está siendo la auténtica revolución de los musicales en Madrid, hablamos de “Priscilla, Reina del Desierto, el musical”. Se trata de una mezcla de buena música, con los mejores éxitos de la música disco, la banda sonora más bailada de la historia, y la conjunción de grandes actores sobre el escenario que suben a las tablas la historia de esos tres amigos que recorren el desierto australiano a bordo de un autobús, en busca del amor y la amistad. En el elenco destacan Mariano Peña, José Luis Mosquera, Jaime Zatarain y Christian Escuredo, al que hemos abordado en su camerino del Teatro Alcalá.

christian02

B.- ¿Qué tiene de especial Priscilla para que se haya convertido en el musical del momento?

C.- Un repertorio (re)conocido y muy animado, una escenografía espectacular, un vestuario impresionante, una historia muy bien adaptada a nuestra cultura y un equipo fantástico que se entrega con mucho entusiasmo en cada función. Cada día vemos cómo el público sufre una catarsis durante la obra, y cómo sale del Nuevo Alcalá con un buen chute de energía y buen rollo.

B.- ¿En qué se diferencia de la película?

C.- La historia que contamos en el teatro es la misma que se narra en la película, pero con algunas diferencias. Configurar una dramaturgia de teatro musical basándose en un guión cinematográfico implica una serie de cambios. En este caso, al ser un espectáculo musical judbox, la mayor parte de los conflictos se resuelven cantando y bailando, de ahí que la selección musical sea uno de los factores más importantes para avanzar la trama. Además la versión española ha optado por incluir el mismo repertorio que se montó en Broadway, conservando muchos de los temas que suenan en la banda sonora del largometraje, aunque por motivos de derechos hay canciones que no pueden aparecer, como ocurre con ABBA. Pero esto no supone ningún problema, ya que fueron sustituidos por otros igual de sonados, o incluso más bailados: Madonna, Donna Summer, Tina Turner, Gloria Gaynor… Quizá la diferencia más notable sea la indumentaria. Aunque el diseñador de vestuario se haya basado en la película para reproducir exactamente algún vestido, la mayoría es de producción propia, y muy impresionante.

B.- Háblanos de tu papel…

C.- Adam (o Felicia, su nombre Drag) es el personaje más joven y alocado del trío protagonista. Yo lo veo como una persona muy clara y sincera, abiertamente homosexual, exagerada, impulsiva y hedonista, creo que tener estas características en su biografía hace que sea uno de los personajes más divertidos de la obra, y a la vez el que más aprenda. Se trata de un viaje que parte de una ilusión superficial al encuentro consigo mismo, descubriendo valores como la amistad, que lo hacen madurar y ser más humano.

B.- ¿Hay que tener un perfil determinado para ser un actor de musicales?

C.- Creo que hay que tener muy bien trabajadas las tres disciplinas que exige este género: interpretación, canto y danza; y quizás lo más complicado: entrenarse para poder ejecutarlas a la vez, sin que ninguna pierda calidad.

B.- ¿Tendremos la oportunidad de que cuando acabe el periplo madrileño podamos ver el musical por el resto de España, incluso en Bilbao?

C.- Hasta ahora no se ha hablado de gira, aunque todo es posible…

B.- ¿Cuál crees que es la razón para que al público gay le guste tanto este género?

C.- Supongo que la misma que a cualquier persona bisexual, trans o hetero (risas). Depende de los gustos de cada uno, del grado de implicación y de su sensibilidad con la historia, del tipo de espectáculo, la temática…

B.- Por la temática de la que habla Priscilla, ¿crees que es el musical más reivindicativo del argumentario LGBT?

C.- Podría serlo, de la misma manera que lo ha sido la película estrenada en 1994. Ambos han causado bastante impacto en la comunidad LGBT, ya que en los dos formatos se exploran los estereotipos de gays, travestis y transexuales sin ridiculizarlos ni caricaturizarlos, se presentan como seres humanas que se ganan la vida y quieren ser felices como el resto de los mortales.

B.- ¿Qué haces para estar tan en forma?

C.- Comer bien, descansar y hacer ejercicio.

B.- ¿Cómo es la relación con el resto del reparto?

C.- Muy buena. Somos un grupo muy amplio, con muchos departamentos en juego. Pero aparte de pasárnoslo bien, cada uno tiene muy claro cuál es su función, y la desarrolla lo mejor que puede con mucho respeto y trabajo en equipo.

christian01

B.- ¿Cada casting es empezar de cero o cuenta mucho la trayectoria de cada uno para que le den un papel?

C.- En este caso hubo una primera selección por currículum dónde se valoró la trayectoria de cada aspirante, pero a partir de ahí, como tu bien dices, el casting empezó de cero.

B.- ¿Cómo ha sobrellevado el sector de los musicales la crisis?

C.- Como todos, salvo que en nuestro sector, y más allá de los musicales, la CRISIS es un gobierno que cree en la cultura como bien de lujo, en vez de un bien necesario para el crecimiento del ser humano, igual que lo es la educación y la sanidad. Y con el lastre del 21% de IVA, no creo que haga falta decir nada más…

B.- ¿Cuál es el momento de Priscilla que más te emociona?

C.- Este musical tiene momentos muy mágicos, en los que muchos espectadores se emocionan, igual que nos pasa a los actores en alguna que otra escena. En mi caso, hay un momento clave dónde Felicia se “desnuda” emocionalmente. Ocurre cuando discute con Tick por haberlos puesto en peligro. Es ahí cuando aparece Bernadette con un consejo y un abrazo que provoca que se me caigan las lágrimas en cada función…

B.- ¿Crees que el cine o el teatro deben servir para poner sobre la mesa los derechos LGBT?

C.- Por supuesto que sí, pero como muchas más denuncias. Las artes escénicas no sólo sirven de entretenimiento, también pueden contar historias con el fin de conmover, transformar y provocar respuestas en una sociedad que a veces no es tan consciente.

B.- Entiendo que alguien tan interesante como tú, atractivo, en forma, no parará de ligar…

C.- (risas) Muchas gracias por el piropo.

B.- ¿Conoces Bilbao?

C.- ¡Claro! ¡Y me encanta! Tengo muchos amigos vascos.

B.- ¿Hace mucho que no vienes?

C.- Casi un año… la última vez fue por trabajo: la gira de “Sonrisas y lágrimas”.

B.- ¿Compartes el musical con otros trabajos?

C.- De momento no, pero a finales de mayo voy a tener que compaginarlo con el rodaje de “El silencio de los objetos”, la ópera prima de Iván Rojas.

B.- Aunque en estos momentos los sea Priscilla, ¿cuál es tu musical favorito?

C.- Hay muchos musicales que me encantan: Billy Elliot, Wicked, Once, Kinky Boots, West Side Story…

B.- ¿Eres de los que cuando va a New York o Londrés pasas por algún musical?

C.- ¡Siempre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *