Blog

Bud Sex, sexo entre hombres heterosexuales

¿Es posible mantener relaciones homosexuales sin ser gay o bisexual? Aunque muchos opinen que no, y que los que practican este tipo de encuentros sexuales son gays reprimidos o con miedo a salir del armario, la realidad es que ésta es una práctica que cada vez se da más, con una finalidad clara, el placer por el placer.

Un estudio elaborado por la Universidad de Oregon, (como les gusta hacer estudios raros a las universidades de Estados Unidos) ha analizado el comportamiento sexual de un grupo de hombres declarados abiertamente heterosexuales (en muchos casos casados y con hijos) los cuales admitieron mantener relaciones sexuales esporádicas con otros varones con el único fin de satisfacer así sus instintos más primarios. Además, muchos de los que lo practican rechazan fuertemente los comportamientos gays, calificando estos comportamientos como simples “juegos”, no habiendo sitio para aquellos ‘buddies’ afeminados.

De ahí surge el nombre de estas prácticas, “Bud sex” o “sexo entre colegas”. Según los expertos, los que participan de estas relaciones las consideran como una ayuda en secreto a un amigo, y se suelen dar más en entornos rurales así como en las cárceles.

Lejos de lo que podría parecer, los hombres que lo practican no suelen sufrir ninguna crisis de identidad sexual debido a estos cinco factores:

• Lo ven como un entretenimiento, una diversión o un pasatiempo, sin cariño ni búsqueda de relación.
• El único fin es saciar el apetito sexual, evitando besos y gestos cariñosos.
• No existe rutina ni regularidad, cuando hay ganas y deseo, pues al lío.
• Muchas veces los implicados están bajo el efecto del alcohol y las drogas o son relaciones que se producen tras una fuerte discusión con la pareja.
• A veces el intercambio económico (Bud Sex meetings) recalca la idea de falta de romanticismo o sentimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *