Blog

Bizkaia by… Iñigo Iturrate

Iñigo Iturrate es el segundo por la lista de Bizkaia al Parlamento Vasco ya constituido. Ha pasado por los consejos de Radio Televisión Española y EITB en represación del Parlamento Vasco, también ha tenido diferentes cargos en la Diputación Foral de Bizkaia, siendo director general de Igualdad, Cooperacion y Derechos Ciudadanos entre 2007 y 2009. El veterano político jeltzale nació el 20 de Enero de 1963 en Bilbao y vivió durante su infancia en el número uno de la calle  Artekale del Casco Viejo. En el botxo ha pasado la mayor parte de su vida, exceptuando los 14 años en los que vivió en Algorta con su anterior pareja y sus dos hijos. Ahora, en su nueva etapa, desde que en el año 2014 se casara con Guillermo, ha vuelto a los inicios, a esas Siete Calles donde pasa la mayor parte de su tiempo libre. Nos dice que no es muy fiestero  aunque reconoce que vive mucho más la noche ahora que en sus años de adolescencia. Es todo un amante de nuestra gastronomía y de nuestros míticos rincones que cada vez se repiten más por los invitados que pasan por este Bizkaia Enamora. Al parlamentario le fascina el Puerto Viejo de Algorta para potear, siempre acompañado de unas sabrosas rabas, y pasar un buen rato con los amigos.
Esto ha sido, es y será Bizkaia para Iñigo Iturrate.

iturrate

Si retrocedemos 50 años en el tiempo junto a nuestro entrevistado nos cuenta que rememora el intenso movimiento del Mercado de la Ribera, la descarga de cajas, carne y pescado, las voces de los tenderos, etc.  Siendo muy fiel a su ideología y su forma de ver nuestra tierra, estuvo vinculado al entorno euskaldun desde bien joven. Estudió en la Ikastola, (por aquel entonces no reconocida como tal) que se encontraba en el actual Banco España del Casco Viejo y después en la calle Gran Vía donde actualmente se encuentra Cortefiel. “Nuestro patio eran los pasillos de aquellos pisos, como mucho la Plaza Moyua donde bajábamos a veces a jugar. Esa era mi rutina, desde el Casco hasta la Gran Vía para ir a esas Ikastolas que entonces funcionaban de manera alegal” apunta Iturrate.

Para desconectar de la Villa en verano se escapaba, aunque no muy lejos: “Los veranos los he pasado fuera de Bilbao, en Izarra, Araba. Allí jugábamos al escondite, al bote, a coger sapaburus, meterlos en un bote y esperar a que se hiciesen ranas, etc. Y aunque sea políticamente incorrecto reconozco que también nos divertía cazar pájaros con chimbera”.

Los años pasaron e Iñigo Iturrate continuó sus estudios en la Ikastola de Lauro, en Loiu. “Recuerdo los viajes largos en autobús para ir cada día desde Bilbao hasta Loiu, cogíamos el bus frente a la iglesia de San Nicolás y tras muchas paradas llegábamos a la Ikastola. Parte del ocio en esa época eran los viajes en aquel autobús”, relata Iturrate.

casco viejo

Con un tono nostálgico nuestro invitado viaja hasta su adolescencia y especialmente al centro de la villa donde montó, junto a sus compañeros de la Ikastola de Lauro, una discoteca, que tuvo mucho éxito. Fueron tres años en los que Iturrate y sus compis sacaron adelante este proyecto con el que financiaron su viaje de fin de curso. Todo ello lo montaron en la lonja de una tienda mítica de Muebles el Paraíso de la calle Autonomía, propiedad de los padres de un compañero de clase. La bautizaron como “Disko Lauro” y causo furor entre los adolescentes de la villa durante esos tres años.

Siempre ha sido muy politiquero. Empezó con un grupo de tiempo libre en Euskera de la parroquia de San Antón y al mismo tiempo comenzó a colaborar con la Asociación Kili-kili, un grupo de promoción del Euskera. Con 16 años se afilia al PNV en el Batzoki de Tendería (actual Batzoki de Begoña). Su afinidad y militancia al nacionalismo vasco tiene una larga trayectoria: “Recuerdo el salir a pegar carteles por la noche, eran años difíciles. Concretamente el año 1979, con las primeras elecciones, no tenía ni edad para votar pero pegaba carteles, hacía campaña… Recuerdo también las broncas y peleas que en un principio se daban con  gente de extrema derecha y después con los del otro extremo del espectro político. Era un tiempo en el que resolvíamos las diferencias a puñetazos. Una experiencia de la cual aprendimos mucho”. Para nuestro protagonista tampoco fue fácil el ocio en aquella época ya que su condición política marcaba las zonas por las que moverse. Nos cuenta que por ser del PNV era difícil salir por calles como Barrenkale debido a la situación agitada de la política de aquel entonces: “Había broncas, peleas y mucho follón, era mejor evitar conflictos en aquellos años. La calle Somera, en cambio, era nuestro hábitat natural”.

Hoy en día no lo duda, su zona favorita es el Casco Viejo, “La Calle Pelota, Santamaría y Barrenkale es donde paso la mayor parte del tiempo, donde me encuentro a gusto y donde vivo ahora”.  Ha frecuentado mucho Urkiola con el grupo de monte. Disfrutaban de varias semanas en el albergue de este paraje situado en el centro de Bizkaia. “Aunque solo haya tres bares es un lugar que adoro y al que tengo mucho cariño”, reconoce. También le fascina la zona de Algorta, las calles del Puerto Viejo y Aixerrota, donde pasó alrededor de 14 años durante su anterior matrimonio y allí nacieron sus dos hijos.

casco viejo

En Julio del 2014 se casó con Guillermo, su actual marido. Ofició la ceremonia Ibon Areso, el alcalde de Bilbao en ese momento, y fue arropado por toda la cúpula del PNV. Iturrate no daba crédito a la repercusión que tuvo este acontecimiento. “Eran las 6 de la mañana, seguíamos de fiesta y me empezaron a llegar mensajes sobre la portada de El Correo de ese día”. Era noticia, porque por desgracia estas cosas siguen siendo noticia, aunque nuestro invitado hace una reflexión positiva sobre el impacto mediático: “Considero que esto, al menos, puede ayudar a mucha gente y contribuir con la normalización”.

Considera que vivimos en un territorio donde no es difícil vivir la homosexualidad con normalidad. Cree que Bizkaia cuenta con una sociedad muy avanzada en este aspecto aunque queden resquicios, como la micro-homofobia. “Sé que hay casos de homofobia sangrantes, pero me preocupan más las micro-homofobias, las nano-homofobias del día a día que aplican sobre los chavales la presunción de heterosexualidad. Pequeños comentarios despectivos sobre todo en ambientes deportivos, la palabra ‘maricón’ es el insulto más recurrente”, dice Iturrate. Él mismo ha ido a muchos partidos de fútbol, ya que su hijo practica este deporte, y tiene comprobado que “maricón” se utiliza de modo despectivo muy habitualmente en estos círculos.

calle pelota
¿Cómo definirías Bizkaia?
“Es un territorio pequeño pero muy plural, tenemos mar, montaña, bosque, campo… Zonas muy diferentes que nos convierten en una zona única y muy completa. Somos diversos en mentalidad y proyectos. Tenemos que trabajar para que esa diversidad sea enriquecedora. Sí, estoy orgulloso de Bizkaia”.

• Un rincón que nunca falla: El Rotterdam, un lugar de toda la vida donde sabes que vas a comer bien. (Calle del Perro, 6)
• El picoteo en: El Kasko, de la calle Santamaría donde siempre nos atienden genial y también el Lontz de Barrenkale Barrena, no fallamos los viernes y sábados.
• Dejo con la boca abierta con mí: Kokotxas de bacalao al pil-pil con unas gulas.  Aunque en general me defiendo muy bien en la cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *