Blog

Bizkaia by… Goizalde Núñez

Nacida en Deusto en 1970 la artista Goizalde Nuñez es una de las embajadoras del mundo del espectáculo que lleva con orgullo el nombre de nuestra tierra allá donde va. Vive en Madrid, en Titulcia , cerca de Aranjuez porque las ciudades grandes y ruidosas no le gustan y el centro de Madrid no le convence. Lo que si le convence es Bilbao, una ciudad que se ha transformado, según ella, y que está llena de encanto por todos sus rincones. Acaba de  estar aquí durante esta Aste Nagusia en la sala BBK con “No te Vistas para cenar”. A partir de septiembre Yolanda Arestegui y Goizalde Núñez se meten en la piel de dos iconos del cine descubriéndonos sus miedos, ambiciones, traiciones con la obra “Bette and Joan”. En el papel de estas dos grandes divas de la película “Qué fue de Baby Jane”. Pronto estarán en Bilbao. Este mes de Agosto ha aprovechado para pasear mucho por la ciudad y nos dice que hasta se emociona, porque se fue muy joven.

goizalde

Por casualidades de la vida y de la multitudinaria Aste Nagusia nos cruzamos con una compañera de colegio de Goizalde y nos desvela que la actriz de pequeña no paraba de mirarse en los espejos y que en las horas de recreo le gustaba jugar a princesas. “Hacía como que le atacaba el dragón y un príncipe la tenía que salvar”. Toda una reina del drama desde bien jovencita.

Pero hablando con ella vemos que Goizalde era una todo terreno y que no todo en su vida era el espectáculo. “Estuve en los scouts de Deusto y solíamos salir bastante al monte, hacíamos campamentos… lo típico”. Más tarde seguiría haciendo planes relacionados con la naturaleza como ir a hacer escalada con su cuñado a la zona de Durango.

A los 18 años abandona Deusto (república independiente según ella) y se dirige a Madrid donde arranca su recorrido como actriz. Comienza sus estudios con un curso en el laboratorio William Layton pero ella, muy culo inquieto por aquella época, antes de terminarlo tuvo que volver a Bilbao con propuestas profesionales de teatro con actores como Jorge Santos y en lugares como el Teatro Ayala. En el 90 le tocó volver a Madrid, porque las cosas no se dejan a medias y allí pasó tres años preparándose como actriz. “Cuando empezamos a estudiar teatro la televisión era como el enemigo. Tuve que trabajar en bares, en diferentes lugares para pagar la luz y hacer alguna compra”. Poco después hace su primer casting para Farmacia de Guardia, y de ahí a Los Serrano donde Lourditas la hará verdaderamente conocida. También ha hecho Que se Mueran Los Feos, Zipi y Zape, Embarazados, Con el Culo al Aire… En fin, que no para y todo a lo grande, porque es de Bilbao.

Uno de los puntos más visitados por la deustoarra se encuentra en Bakio, ciudad natal de su ama. “La playa de Bakio, sobre todo la zona de Peñagorri, la playa salvaje… Pues  prácticamente nos hemos criado en eso charcos”. Los últimos años visita mucho el mirador de Bakio desde donde se ve  San Juan de Gastelugatxe y hasta allí ha llevado a su compañero sentimental más de una vez. Le gusta mucho la gastronomía, y para disfrutar de ella le encanta el Eneperi de Bakio.

bakio

Pero donde más tiempo pasa cuando viene es en Deusto, no duda en ir a visitar a los amigos de siempre. Sobre todo a la casa de su madre, en la zona más baja de Deusto.

Ha pisado el Casco Viejo muchos años y esta vez lo ha hecho junto a su pareja. Y cuando le preguntamos qué le ha parecido, su respuesta es “simplemente maravilloso”. Ah, y Ledesma, que no se nos olvide “la calle más popular del poteo bilbaino. Estábamos como emocionados, mi marido y yo comiendo pintxos. Dejamos al niño con mi hermana y salimos los dos como de novios. ¡Nerviosos y todo estabamos! Disfrutábamos mucho calle arriba y calle abajo con Txakoli en mano. A veces he llegado a pensar que no me tenía que haber ido. No por cuestiones profesionales, que en eso tuve mucha suerte, sino en la calidad de vida de Bilbao. En fin, me encantaría venir, de pronto digo, ¿por qué me fui de Bilbao? Pero bueno, al final me fui, ya he sembrado, me he juntado con un madrileño, tengo un niño, una hipoteca…

Mientras ha visitado nuestra villa Goizalde ha paseado cada mañana desde el hotel NH de Gran Vía, donde se hospedaban, hasta el Guggenheim. Y es que la bizkaitarra se ha quedado anonadada con la transformación que ha experimentado Bilbao en tan pocos años. “La zona del Guggenheim es mágica, es espectacular, es hermosísima”. Hemos querido indagar en cuál ha sido su rutina durante la Aste Nagusia y nos cuenta que según salen de la Sala BBK se toman algo por Diputación y se van al hotel, “Estamos mayores ya”.

Entre tanto hablar de nuestra tierra casi se nos olvida preguntarle por la fama, porque es una de las caras más conocidas del teatro y de la televisión. “Al principio sí que es complicado porque parece que todo el mundo te mira o habla de ti, lleva un tiempo acostumbrarte y poder hacer una vida normal”.

Nos desvela que no se puede resistir a los pintxos y su favorito es el de bacalao. Le gusta el Erreka de la Plaza Nueva y los pinchos que ponen por la zona, como el de langosta acompañado de un tomatito y de una gamba. A Goizalde, despues de tanto tiempo en Madrid, le parece un auténtico lujo.

Goizalde Nuñez ha vivido el ambiente LGBT desde bien jovencita y desde cerca. Desde que pisó Madrid con 18 años ya salía por el ambiente sobre todo bares de chicas como el Medea o el Blanco y Negro de Madrid. En cuanto a Bilbao, fue algo antes, desde los 15 hasta que se fuera a estudiar, calles del Casco Viejo, sobre todo Barrenkale, vieron como se desmelenaba.

pintxo

Ahora, se embarca en una nueva aventura profesional junto a Yolanda Arestegui. La obra “Bette & Joan” donde dos estrellas de Hollywood en plena decadencia de sus carreras se unen para el rodaje de ¿Qué fue de Baby Jane? A pesar de sus míticas diferencias, unen sus talentos para intentar volver a lo más alto.  Esta historia sobre el ocaso de 2 divas, es una comedia pero tiene un punto de amargura. Estará el 14 y 15 de Octubre en Donosti y poco después, aunque no haya ni fecha ni lugar confirmado, estarán en Bilbao.

• Un lugar para  comer: En el Euskalduna ponen una lasaña de anchoas maravillosa.
• Un compañero con label: Ramón Barea
• Un lugar para potear: Uno es imposible, Bizkaia está repleta de pintxos increíbles pero me quedaría con la calle Ledesma o Casco Viejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *