Blog

Bilbao

Ya sabemos que no sois tontos y que conocéis perfectamente la ciudad donde vivís, pero este número lo hemos querido destinar a Bilbao por ser nuestro tercer aniversario, porque la villa está en constante cambio y revolución, porque son muchos los que nos visitan y queremos servirles de ayuda como cicerones del ambiente bilbaíno y porque para los patrios no está de más que les recordemos que lejos de la manta de pelo y las pelis de video hay vida y mucha. Estamos en disposición de decir que Bilbao se ha convertido en la ciudad del diseño de toda la zona norte de la piel de toro, cualquier ciudad no puede sacar pecho como Danuta alardeando de tener el museo Guggenheim diseñado por el arquitecto Frank Gehry, un sistema de metro contemporáneo y atemporal, diseñado por Sir Norman Foster, un aeropuerto del arquitecto español Santiago Calatrava y un centro comunitario como es la Alhóndiga (Azkuna Zentroa) diseñado por Philippe Starck. Por algo recientemente ha sido nombrada como ‘ciudad del diseño’ por la Unesco. Ya sea en avión, tren, carretera o barco, si no conoces todavía Bilbao debería ser uno de tus próximos destinos.

bilbao

El Museo Guggenheim es, sin lugar a duda, la principal atracción de la ciudad. Diseñado por el arquitecto estrella Frank Gehry, ha hecho de sus escamas de titanio su característica principal y sus formas sinuosas su atracción al margen de lo que nos vayamos a encontrar en su interior. Como referente debemos comenzar la visita en la plaza de enfrente del museo junto a la escultura de un enorme perro cubierto de flores obra de Jeff Koons, el ‘Puppy’. Cerca de allí los amantes del arte tiene el Museo de Bellas Artes de Bilbao, un edificio no tan llamativo ni espectacular en el que encontraremos quizá un contenido más interesante que en el anterior, pero no te alejes sin visitar el Palacio Euskalduna, centro de música, teatro y congresos que simula un buque en construcción donde antiguamente estuvo el astillero Euskalduna, junto a la Ría (que no río) de Bilbao, totalmente navegable y por la que podrás pasear en barco o montar en canoa.

bilbao

Pero hablar de Bilbao es hablar del Casco Viejo y de sus 7 calles, la zona más animada y pintoresca de la ciudad, repleta de bares, restaurantes y tiendas para todos los gustos y bolsillos y con los ‘pintxos’ como principal atractivo, cuando llega la noche el “ambiente” se hace el dueño de algunas de sus calles pero a eso llegaremos más tarde. Se trata sin duda de un gran centro comercial al aire libre donde podrás encontrar de todo entre las primeras calles que vieron crecer la Villa. De obligado cumplimento son las visitas a la Plaza Nueva, la Catedral de Santiago, el Museo Vasco, la Biblioteca de Bidebarrieta o la Plaza del Mercado de La Ribera, hablamos de un edificio de estilo Art Decó que lo convierte en el mercado cubierto más grande de Europa. Muy cerca de allí os aconsejamos una visita al interior y exterior del Teatro Arriaga, una pequeña joya del mundo de la interpretación que hace las delicias de artistas y espectadores.

bilbao11

El otro punto de vista de la ciudad lo encontramos en el Ensanche y la Gran Vía, arteria comercial y de negocios donde anidan las grandes firmas y se mueve el mundo financiero de la Villa. En esa misma zona se alza La Alhóndiga, antiguo almacén de vino convertido en espacio cultural en el que no faltan exhibiciones, conciertos, lecturas, cine, actividades para niños, gimnasio, o piscina. Y si antes hacíamos referencia al Arriaga no podemos olvidarnos de “la bombonera” el Teatro Campos, un edifico de estilo art nouveau recuperado recientemente por el Ayuntamiento tras estar años cerrado. Como veis diferentes puntos de interés de una ciudad no demasiado grande y unidos entre sí por el metro diseñado por Norman Foster, construido principalmente de hormigón, acero y cristal, tiene una apariencia un tanto futurista y es sin lugar a dudas uno de los más modernos de toda Europa. Al metro se accede a través de estructuras de cristal curvadas a las que los bilbaínos llamamos ‘fosteritos’ en honor a su arquitecto. A través de sus túneles no estaría mal acercarse hasta Portugalete y visitar el Puente Colgante, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco (te recomendamos que te tomes algo el WhyNot? para repostar). También en metro te puedes acercar hasta Barakaldo, donde encontrarás el BEC! (Bilbao Exhibition Centre), 18.000 metros cuadrados para congresos, conciertos y un sin fin de actividades, y para tomar algo, tanto de día como de noche, el “Lambda”, el local de más ambiente de la zona. Además te damos dos opciones más, si eres de fuera y quieres considerarte un verdadero bilbaíno no dejes de visitar la Basílica de Begoña y si quieres sentirte un verdadero forastero sube en el funicular hasta el Monte Artxanda, con las mejores vistas de la ciudad.

bilbao

Pero a Bilbao también se viene a comer y beber, además de los pintxos que son su carta de presentación en muchos de los bares de las diversas zonas de ambiente, la ciudad ofrece una larga lista de bares y restaurantes de entre los que elegir. La mayor concentración de bares de pintxos se encuentra en el Casco Viejo, aunque también hay bastantes en los barrios de Abando e Indautxu. Para los que necesiten un cursillo básico el ‘txikiteo’ es algo parecido a ir de bares, pero en lugar de estar centrado solamente en las bebidas, los pintxos son también los protagonistas, la idea es ir de bar en bar, probando pintxos y tomando algo. Entre nuestros elegidos para esta costumbre hecha placer destacamos “Con B de Bilbao”, “Saltsagorri”, “ Irrintzi” o el “Portuberri Barria” con sus premios a las mejores ‘rabas’ y a las mejores de ‘gildas’; si lo que queremos es sentarnos y comer rico y sin arruinarnos Restaurante “Amboto” y “Un Señor de Bilbao” y si no nos importa pagar estrellas y euros “Etxanobe” y “Mina”.

Pero vamos al jaleo, a lo que viene después de llenar el estómago y a las opciones que nos da Bilbao para bajar la cena, no hay que olvidar que la movida LGBT bilbaína tiene su aquel y está pasando por uno de sus mejores momentos. En principio son tres los cafés que concentran a la clientela gay de Bilbao, el primero de estos es el Café ‘La Merced’, un agradable lugar de ambiente mixto donde puedes comer, tomar un café o beber una birra en buen ambiente, a destacar el ‘Lamiak’, todo un clásico donde beber algo antes de salir de marcha, y el “Nervion”, una buena opción para comer Pintxos, beber cervezas y para conocer a la gente. Después de los primeros cafés y para empezar a mover el esqueleto tenemos “La Korrala”, el “Séptimo Cielo”, el “Modesto”, o el “Pin Up” para ellas , buenas opciones para tomar buenas copas, conocer buena gente y escuchar buena música a la que también se suma el “Bizitza”, locales todos ellos que te los encuentras en un puño. A partir de ahí tendrás que cruzar la ría a nado o en bote o colgado del brazo de algún chulazo para acabar la noche en el “Balcón de La Lola” o en el “Badulake”, dos inmejorables opciones para jugar a la ruleta del amor y que te toque casi seguro el premio. Y de ahí no te vendrá nada mal un golpecito de calor, Bilbao tiene dos saunas como dos palacios para darte el último alegrón nocturno “Ego” y “Element”. Como veis un botxo en el que entra de todo y para todos los gustos.

Como ves, una ciudad en moderna pero con fuertes raíces, llena de vida y totalmente gay-friendly que no deja a nadie indiferente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *