Blog

Berlín

Un paraíso europeo para la comunidad LGTB.

No es casualidad que para nuestro segundo número hayamos elegido Berlín como ciudad recomendada para que te marques un viaje de invierno. Hace ya once años que su alcalde, Klaus Wowereit, dejó boquiabierta a toda Europa con una sola frase: “Soy homosexual, y no pasa nada”. Berlín es una de las ciudades más tolerantes con la comunidad LGTB, y cuenta con una de las ofertas nocturnas más nutridas y efervescentes.

Volar desde Bilbao a Berlín cuesta cerca de 150 euros (ida y vuelta, pero con escala) y más de 220 en vuelo directo. No es caro si atendemos a lo que nos ofrece la ciudad. Es fácil de recorrer, con cuatro días basta, y una vez visto el Parlamento y sus barrios más característicos, es momento de penetrar en la noche gay de Berlín.
Si tienes poco tiempo, no dejes de visitar Schöneberg (en el oeste) y Prenziauer Berg (este), los verdaderos epicentros de la comunidad gay. La zona más concurrida por las lesbianas está en Kreuzberg y Berlin-Mitte, cerca de Hackeschen Höfe.
El barrio más propicio para “entrar en contacto” con los berlineses es Prenziauer Berg. En la época de la RDA, los pocos bares de esta zona eran el punto de encuentro de los gays y lesbianas de la ciudad. Impresionante el crecimiento que ha experimentado este barrio: junto con los bares de ambiente, han nacido librerías, saunas y clubs como ‘Guppi’, ‘Geburstagsclub y ‘Pfefferbank’ (los tres en la avenida Schönhauser Allee).

Pero la mayor concentración de bares y pubs para el colectivo LGTB la encontramos en Schöneberg. Dirígete a las calles Motzstrasse, Kleiststrasse y Martin Luther Strasse (sí, strasse significa ‘calle). En esta zona, déjate caer por Tom´s Bar (música en vivo los jueves), la cervecería gay Prinzknecht o la cafetería para gays y lesbianas Café Berio. Si quieres algo más “salvaje”, tienes que ver y disfrutar de Connection, una superdiscoteca de cuatro plantas, en Fuggerstrasse 33.

Los amantes de la noche también cuentan con el barrio de Friedrichshain, donde los pubs y bares de ambiente se concentran en Eastside Gallery. Especial atención a SchwuZ, que ofrece desde música house hasta el rock más duro (Mehringdamm, 61) y a la discoteca Pick Ab! (Thaerstrasse, 39) En Neukölln, los locales abundan en Hermannsplatz.
Berlin-Mitte es otra de las zonas recomendadas para los y las visitantes ‘express’. Tras la caída del muro, los locales de ocio abrieron en masa en este barrio. Te recomendamos el final de la calle Taches, que simboliza el espíritu revolucionario y cultural de Berlín.

Por último, en tu periplo nocturno visita Nocti Vagus (Saarbruecker Strasse 36), uno de los locales más originales de Berlín. Sirve comida en la oscuridad, ofrece actuaciones musicales y teatrales y experimenta con aromas. En el restaurante Dunkel (Gormannstrasse 14), los camareros son ciegos y te intentan camelar con una selección de seis menús.

Cositas a tener en cuenta

Si eres menor de 18 años no podrás entrar a ninguno de estos locales. Las entradas a discotecas rondan los 2,5 y los 10 euros. No hay problema en cómo vayas vestido o calzado, no hay código de vestimenta. Tampoco hay horarios de cierre establecidos y el precio medio de una consumición está en los 7 euros.

Más allá de las copas

No puedes ir a Berlín y estar todo el día de cubatas. La ciudad ofrece una oferta cultural que ya quisieran otras muchas capitales europeas. Una de las tradiciones más arraigadas es la del Cabarét, que nos chifla. El más comercial es Friedrichstadtpalast (está en Friedrichstrasse 107). Ofrece conocidas revistas musicales en uno de los mayores teatros de variedades de toda Europa. En Wintergarten puedes cenar mientras disfrutas de grandes espectáculos, (al norte de Hackesche Höfe).
También son habituales los shows de las Drag Queens y de los Drag Kings. El Betty F***, el Geburstagsclub o el Kiezbingo son lugares de culto para los amantes de estos escectáculos, de gran tradición en Berlín.
Si te has planteado el viaje como una excursión “super-gay” también puedes visitar el Schwules Museum, más conocido como el Museo Gay de Berlín. Las exposiciones van variando, cuenta con una amplia colección de ficción en inglés, y se puede leer gratis (los libros no se pueden sacar de la biblioteca).

De saunas por Berlín

No cuenta con tantas saunas como Madrid o Barcelona, pero te recomendamos algunas: Apollo Sauna (Kurfürstenstrasse), Gate Sauna, para los menos jóvenes (Wilhelmstr 81) o Treibhaus Sauna (Schönhauser Alee 132). Para relaciones entre chicas, los baños turcos Hamam son parada obligada, en Mariennenstr 6 (Kreuzberg).

Alojarse entre gays y lesbianas

Berlín no es una ciudad cara. Ni para comer, ni para salir ni para dormir. Hay abundantes Bed & Breakfast a partir de 20 euros y, por supuesto, muchísimos hoteles gay-friendly. Tenemos hoteles para mujeres como Artemesia (Brandenburgischen Strasse 18) o el Intermezzo (Gertrud-Kolmar Strasse 5). Para todo público, tenemos el céntrico hotel Arco (Geisbergstr, 30).
Y aún hay más. Si te cuadra, apunta esta fecha: 22 de julio. Ese día, además de Madalenas en Elantxobe, se celebra el Christopher Street Day, una fiesta que empezó hace un par de décadas y en la que participan cerca de medio millón de personas. Es un desfile, y en él participa hasta el alcalde de la ciudad… ¿Te imaginas que algo así pase en Bilbao? Pues al tiempo…

Para más información llama a la oficina de turismo de Berlín: 25 00 25

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *