Blog

Belleza estival

Termina el verano, y por si fuera poco tener que volver a la rutina y a nuestro odiado puesto de trabajo vemos como poco a poco va desapareciendo ese tono bronceado que tantas horas y tanto sudor nos ha costado conseguir.
Y no sólo eso, con la palidez del invierno aparecen las patas de gallo cada año más acusadas de tanta exposición al sol.
No te preocupes, nosotros te damos unos consejos para combatir los efectos del tiempo.

No a las patas (de gallo)!

La batalla contra las patas de gallo es casi tan antigua como sencilla de lidiar. Aparecen sobre todo por la exposición de la piel al sol y por el humo del tabaco (el propio y el ajeno). En BLUE tenemos remedios caseros y baratitos para que les hagas frente a esas arruguitas del contorno de tus ojos.

Lo primero que te recomendamos es que hagas ejercicios faciales diarios para recuperar la zona. Pero si lo que necesitas es algo urgente, apunta: el aguacate, el huevo y la harina e incluso la zanahoria pueden ser tus mejores aliados.

En el caso de elegir a nuestro amigo el aguacate, rico en vitaminas D y E, te proponemos que lo peles y lo tritures para fabricarte una mascarilla casera. Aplícatelo con suavidad y déjalo ahí una horita antes de aclarar con agua fría.

Otro buen remedio para lograr un efecto ‘estirado’ en el contorno de los ojos es aplicarte en las patitas de gallo la clara de un huevo. El efecto es casi inmediato, aunque algo pringoso. También puedes mezclar la clara con un poco de harina para lograr una textura algo más pastosa. Eso sí, mantén el mejunje unas dos horitas antes de retirarlo.

La tercera y última guarrindongada que te proponemos para borrar las patas de gallo necesita de dos zanahorias y una pizca de aceite de girasol. Las zanahorias hay que triturarlas y mezclarlas con el aceite. Con sólo diez minutos y un aclarado de agua fría ya estás listo para salir.

Hay muchos otros elementos con efecto ‘lifting’ como la papaya, la uva o el cacao que te ayudarán en tu particular guerra contra las patas de gallo, así que ya lo sabes: ¡pasa de la cosmética y hazte con toda la fruta que puedas!

MORENO POR MÁS TIEMPO

Aquí tienes 6 sencillas claves para sacar partido a tantas horas bajo el sol y prolongar tu moreno durante más tiempo:

• un sencillo truco para mantener por más tiempo el color dorado de la piel es lavándote la cara con una fuerte infusión de te; eso sí no olvides hidratarla después ya que el te es astringente y puede resecarla.

• puedes fortalecer tu bronceado aplicando sobre la piel en forma de crema la pulpa que queda tras pasar una zanahoria por la licuadora.

• aunque nosotros preferimos los tratamientos naturales, éstos se pueden combinar con los  productos cosméticos; eso sí, no creas en las promesas milagrosas. Un buen aftersun con efecto prolongador del bronceado o incluso un autobronceador pueden aumentar el moreno del verano.

• Incluir ciertos alimentos en tu dieta puede contribuir a alargar tu moreno: en cuanto a frutas son buenas el melón, la sandía o las moras; verduras tales como las zanahorias y el tomate; y dentro de las hortalizas el pepino y las acelgas.

• la hidratación diaria de la piel es fundamental para evitar que se reseque o que se pele.

• no solo es importante la hidratación exterior, sino también desde el interior; beber bastante agua te ayudará también a mejorar la elasticidad de tu piel y harás que disminuyan las odiadas ojeras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *